El Genuino Blog de Esgalla

Social Commerce: ¿Qué es y qué se cuece en esta nueva forma de Marketing Digital?

De cómo las redes sociales y el e-commerce se unieron para revolucionar la forma de compra, venta y comunicación de productos online.

Social commerce y Marketing Digital

Bueno, vamos por partes, que lo de decir que Social Commerce significa Comercio Social no hace más que demostrar que tenemos cierto éxito usando el traductor de Google.

El Social Commerce sería algo así como la contribución que hacen un grupo de personas, a través de sus opiniones o tomas de decisiones, a la hora de analizar, recomendar o, entre otras acciones, comprar un producto o contratar un servicio determinado.

Ahora es cuando seguramente os estaréis preguntando ¿pero no fue así toda la vida? ¿No era eso lo que hacíamos cuando les decíamos a nuestros amigos de carne y hueso, mientras compartíamos unas cañas, que no se compraran tal coche porque era una mierda les iba a salir malo, o que se compraran tal perfume que les iba a ayudar a ligar más oler mejor?

Bueno… sí… la verdad es que sí, solo que ahora lo hacemos desde nuestros smartphones y los “gurús del marketing digital” nos encargamos de ponerle un nombre molón en inglés para poder irnos levemente de guay (lo siento tíos, somos así…). Pero también es real que esta forma de marketing va un poquito más allá.

 

El Social Commerce antes del Marketing Digital.


«¿Qué boina me recomendáis muchachos?»
Algo así era el Social Commerce en 1920.

 

Está claro que las redes sociales son el lugar ideal donde nosotros, oh meros mortales, encontramos la manera más rápida y efectiva de compartir opiniones sobre un producto o servicio determinado que pueden, sin nosotros saberlo, resultar claves para alguien más en la toma de decisiones al momento de la compra.

Ahí es donde el Social Commerce va más allá de la mera charla entre amigos: ate de permitir a los usuarios expresarse y comunicarse entre ellos libremente, la gran ventaja de esta forma de comercializaciones es que hace que el lugar de interacción (redes sociales) y el lugar de compra (e-commerce) sea prácticamente el mismo. Algo así como tomarse unas cañas en una concesionario de coches, sólo que aplicado a cualquier producto y con la característica de que el vendedor conoce a tus amigos, tus gustos, tus deseos, etc.

Vale, ahora que ya sabemos de qué se trata esto pasemos a lo siguiente: ¿qué está pasando en este nuevo mundillo online?

Buceando en los anales de esta gigantesca y moderna Biblioteca de Alejandría (¿?) que es internet, nos topamos con un estudio realizado por la gente de Social-Buy.com donde se puede ver el desarrollo del Social Commerce en España y la forma en la que este se viene modificando el marketing digital en nuestro país.

Pasemos a comentar algunas de las conclusiones que se pueden obtener del artículo.

En principio podemos arrancar por lo más obvio: Facebook y Twitter son las principales redes sociales a través de las cuales las empresas encuestadas ponen en práctica sus tácticas de Social Commerce. Si esperabais alguna sorpresa en este ámbito lamento deciros que probablemente nunca hoy no va a ser el caso.

Por otro lado, si bien cerca de dos terceras partes de los encuestados valoran positivamente el uso del Social Commerce como un nuevo canal de venta, menos del 30% utiliza las redes sociales para venta directa del producto. La mayoría las utiliza, eso sí, para ofrecer sus productos o lanzar ofertas y/o promociones especiales. El lado positivo de esta estadística es que estos últimos usuarios crecieron más del doble en el lapso de los últimos dos años.

La integración de funcionalidades sociales en las plataformas de venta online sí son tenidas en cuenta por casi 6 de cada 10 encuestados. La principal ventaja de estas funcionalidades es que permiten a las empresas mejorar los procesos y la experiencia de compra del usuario.

Por último hay un punto importante acerca de las empresas que no aplican nada relacionado al Social Commerce a su forma de comercialización: el 66% de ellas cree que dicho Social Commerce les ayudará en un futuro próximo a tener una ventaja competitiva extra en la venta de productos online.

Como podemos ver entonces, el Social Commerce no sólo se encuentra en un fuerte crecimiento dentro de las empresas españolas, sino que les permite a estas aumentar exponencialmente el valor de todas sus acciones de marketing digital.

No nos engañemos, que esto no significa que las acciones de Social Commerce funcionen para todas las empresas o que estas sepan aplicarlas correctamente. Pero sí nos muestra una adaptación y apertura mental a las nuevas formas en las que el marketing digital se desarrolla.

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información