El Genuino Blog de Esgalla

Iria do Castelo: arte, sueños y cosas muy raras

Hoy conocemos el trabajo de Iria do Castelo, una artista multidisciplinar coruñesa que lleva lo onírico y lo fabuloso a un nuevo nivel.

Iria do castelo

Hace ya unos cuantos meses abrimos una sección en nuestro blog dedicada a los artista de A Coruña y de Galicia en general, sección que súbitamente se cerró más por una cuestión de abandono por nuestra parte (he de asumir la responsabilidad de eso) que porque la escena artística coruñesa/gallega no ofreciera de qué hablar. Pero hoy decidimos que ya era momento de desempolvar Behance, conocer algun@s artistas locales y elegir un@ que nos mole tanto como un fin de semana largo, y la encontramos: hoy vamos a hablar de Iria do Castelo, una artista con unas obras tan llamativas como intrigantes y tan extrañas como atrayentes.

Si eres un habitué de este blog ya lo sabrás, pero si no lo eres vale la pena hacer una aclaración: no soy crítico de arte, ni mucho menos. Soy un tío común y corriente que no solo tiene la libertad de escribir lo que se le venga en gana sobre las cosas que ve sino que aparte abusa de esa libertad y habla de lo que se le antoja con la soltura de un andaluz contando chistes. Sí, así de bueno soy (?). ¿Por qué hago esta aclaración? Porque no quiero que después venga gente a decirme “oye tío, ¿no te das cuenta de que X artista lo que busca en realidad es microplasmar la reverberación de las experiencias vividas durante la vejez en lo profundo de la psiquis colectiva de la sociedad?” porque no, no me doy cuenta porque soy un absoluto paleto que solo sabe si algo le gusta o no le gusta, y con esa división tan arbitraria de la vida escribe un blog sin considerar su limitada apreciación del arte en general.

Ya habiendo hecho esa aclaración es momento de hablar de Iria, que se metió de lleno en este blog porque apenas vi sus obras las metí en la parte “me gusta” de mi cerebro. No voy a negarlo, sus obras me resultaron de lo más extrañas, como si le dieran miedo a mi niño interior. Pero incluso con mi niño interior llorando desesperadamente y pidiendo por su mamá no pude dejar de querer más y de seguir buscando obras de esta artista coruñesa que, por algún motivo que desconozco, me hacen pensar en la sensación molona que se siente cuando te despiertas de una pesadilla, te das cuenta que no era algo real y quieres volver a ella para poder disfrutarla (¿es muy extraño este pensamiento?).

Formada en la Escuela Picasso y la fundación CIEC (Centro Internacional de la Estampa Contemporánea), expuso por primera vez en 2011 en la Monty4, galería de arte contemporáneo de A Coruña, dando así el puntapié inicial a una carrera artística que no ha parado de crecer desde entonces, con exposiciones individuales y colectivas en ciudades como Barcelona, Zaragoza, México DF o Rotterdam, entre otras.

Las obras de Iria se mueven por diversas disciplinas: desde la escultura al dibujo y desde el estencil hasta las performances en vivo todas ellas transmiten una sensación surrealista y onírica que me hace pensar en qué hubiese pasado si Alicia en el País de las Maravillas hubiese sido una película de suspense dirigida por Salvador Dalí en un viaje de ácidos (?). Sus obras no encuentran límites; lo fantástico y lo fabuloso se convierten en herramientas de un mensaje que te impacta de lleno en toda la cara, dejándote perplejo y deseoso de más, como si cada obra tuviese una especie de fuerza gravitatoria que te impidiera salir de ella si no es solo para ir a otra.

Pero ya basta de tanta introducción, que esta clase de artículos mola por las obras y no por lo que yo tenga que decir de ellas 😉 Aquí las dejo, y no olviden visitar la web de Iria.

Iria do Castelo

Iria do Castelo

Iria do Castelo

Iria do Castelo

Iria do Castelo

Iria do Castelo

Iria do castelo a coruñaIria do Castelo

Iria do Castelo

 

Espero que te haya gustado este artículo, si así ha sido no dudes en compartirlo!

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información