El Genuino Blog de Esgalla

BPG, un nuevo formato dispuesto a ocupar el trono del JPEG

Una nueva batalla por el trono del formato de imagen se ha liberado. Las fuerzas del JPEG y del BPG chocan en un enfrentamiento que promete sangre.

El caballero del formato BPG

“Esto también pasará”. Eso rezaba el título de una buena canción, con un mejor vídeo clip, de la banda OK Go allá por el 2010. Y como todo en la vida, el reinado del formato JPEG parece que también pasará, en este caso, a manos de un nuevo, sexy, sofisticado y más efectivo método para guardar imágenes: el formato BPG.

Ponemos el vídeo porque sabemos que el impacto de lo que acabamos de decir puede ser brutal y queremos aminorarlo un poco

¡¿Qué?! ¿Qué el JPEG está muriendo? ¿Cómo puede ser? ¡¿ES ESTO REAL?! ¡EXPLÍCATE!

(Ok, vemos que el vídeo no frenó el impacto)

Sí, estimado colega, es verdad. Ahora bájate de ese escritorio por favor, ya te hemos dicho que no nos gusta cuando entras en esos trances en los que dudas de la realidad existencial de las cosas. Nos pones nerviosos, por favor deja de hacerlo.

Volviendo a lo que nos compete (¿?), así como a los guionistas de Juego de Tronos les importa un carajo muy poco si te has encariñado con algún personaje antes de cargárselo sin mayor contemplación, es el programador francés Fabrice Bellard quien tiene, en este caso, el poder de eliminar de la faz de la tierra (o de la tierra del diseño web por lo menos) al formato JPEG, un formato que lleva más de 22 años en el trono de los formatos de imágenes.

Representación en 8 bits de la ejecución de Ned Stark. Ah, perdón, si aún no has visto Juego de Tronos, «Spoiler».

Pero veamos, ¿de qué se trata este nuevo formato?

De acuerdo a las especificaciones que podemos encontrar (en inglés) en la página dedicada a este proyecto podemos ver que el BPG es un formato de compresión de imagen basado en HEVC.

Este formato BPG (Better Portable Graphics) es compatible con la escala de grises y los espacios de color YCbCr, RGB y YCgCo con un canal alfa opcional. El CMYK también lo soporta usando ese canal alfa para codificar un componente blanco adicional.

Por otro lado, este canal alfa es el que también nos permite soportar imágenes transparentes con un peso dos o tres veces menor al PNG.

El formato BPG tiene soporte para canales de entre 8 y 14 bits (la mayoría, incluyendo el JPEG, usan solo 8), lo cual nos da un rango dinámico bastante amplio. Por otro lado soporta también animaciones y la posibilidad de usar algoritmos de compresión sin pérdida, así como meta datos como EXIF, ICC, o XMP.

Por último, el ratio de compresión es muy alto, por lo que nos permite obtener imágenes que, teniendo una calidad similar a un JPEG, tienen un peso mucho menor.

“Pero bueno tíos, ¿todo es bueno en este mundo? ¿No tiene ninguna contra?”

Nos alegra que nos preguntes eso, colega, incluso sabiendo que los que escribimos esa pregunta fuimos nosotros ya que nos resulta imposible saber lo que estás pensando mientras lees estas líneas. En efecto, el formato BPG hoy por hoy tiene una pequeña contra que, si bien no es difícil de solucionar, es lo que pone en duda su posibilidad de ser utilizada por el grueso de los diseñadores webs.

El problema es que el formato BPG no es soportado naturalmente por los exploradores, ni por los programas de edición de imágenes utilizados hoy en día y, si bien se cree que estos últimos no tendrán inconvenientes en adaptarse al nuevo formato, el hecho de que para que un explorador pueda renderizarlo sea necesario instalar un decodificador escrito en JavaScript, puede ser lo único que haga falta para que el JPEG conserve su reinado por unos cuantos años más, incluso sabiendo que este decodificador no pesa ni 100 Kbytes.

A continuación os mostramos algunas comparaciones entre los resultados de una imagen en formato JPEG y una en formato BPG. Puedéis ver otros ejemplos de manera dinámica en esta página.

Ejemplo del formato BPG

Ejemplo de formato BPG 2

Ejemplo formato BPG 3

Lo sabemos, usar un JPEG para mostrar las bondades del formato BPG conlleva una incongruencia tal, que podría abrir una puerta interdimencional que modifique por completo las leyes del tiempo-espacio, pero como el otro día vimos un documental sobre viajes en el tiempo, creemos que no va a haber problemas.

Habrá que esperar para ver si el futuro le depara al BPG el trono que ostenta desde hace más de dos décadas el JPEG o si, por el contrario, correrá la misma suerte que otros que ya lo han intentado antes, como el WebP de Google o el JPEG 2000. Manténganse conectados!

 

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información