El Genuino Blog de Esgalla

Focus Group 2.0, las redes sociales como nuevas cámaras Gesell

Analizamos qué hacer para que tus seguidores u otros usuarios puedan convertirse en un focus group útil para los intereses de tu empresa.

Focus group y cámara Gesell

¿Os acordáis de los viejos y queridos focus group? Esa técnica de estudio donde metíamos a 12 personas en una caja de vidrios espejados y veíamos que tenían que decir de nuestro producto? Bueno, han vuelto! En forma de redes sociales.

Si no pensasteis en esta escena no estamos orgullosos de vosotros.

 

Pensémoslo por un momento, mientras muchas empresas dejan las redes sociales a cargo del departamento de atención al cliente para responder a sus consultas, no se percatan de que podrían usarlas también (a través de eventos de Facebook, por ejemplo) para que los clientes respondan a consultas de la empresa.

Siempre y cuando sepamos escuchar a nuestros clientes, la información que podemos obtener de las distintas redes sociales pueden brindarnos resultados realmente prometedores.

Esto no lo limitamos solamente a lo que los clientes dicen de nuestra marca, ya que hay muchas otras cosas que pueden no estar diciendo, básicamente porque nadie se lo está preguntando. Entonces, ¿por qué no preguntárselas en una especie de focus group? Haciéndolo no solo vamos a estar obteniendo información muy útil sobre posibles formas de mejorar nuestro negocio, también vamos a estar demostrándoles a nuestros clientes que los escuchamos y que son importantes para nosotros.

No desprecies el valor de esto último, la diferencia entre un cliente satisfecho y uno que no lo esté puede residir en pequeñas cosas como esa.

Las ventajas de las redes sociales como focus group son muchas: te permiten obtener respuesta inmediata, la posibilidad de segmentación es increíblemente alta, puede ser una máquina de generar insights, es más económico que un focus group tradicional y, dependiendo de la cantidad de seguidores que tengas, la cantidad de respuesta puede ser tan alta que ni el presupuesto de marketing de Coca Cola podría obtener tantas respuestas en un focus group de la vieja escuela.

 

Ok, sí, pero ¿cómo?

Los focus group online se manejan con los mismos parámetros que los tradicionales. Esto significa que si lo que buscas es obtener respuestas que resulten útiles a tu negocio, lo primero que hay que hacer es manejar la lógica: si quieres respuestas correctas, haz las preguntas correctas a las personas correctas.

¿Qué significa esto? Que la forma en la que hagas la pregunta puede tener un gran impacto en la respuesta que obtengas. Si no nos crees, fíjate en las encuestas del Marca o el Sport y verás lo tendenciosa que puede ser una pregunta cualquiera.

Analiza bien lo que quieras saber y estudia cuál es la forma más eficiente de preguntárselo a tus seguidores. Incluso puede ser recomendable que pruebes las preguntas en un plano físico antes de subirlas a la red (pregúntale a tus amigos, a tu familia o tus compañeros de trabajo. El feedback puede darte grandes soluciones a problemas que no sabías que tenías).

Una vez que lo hayas hecho, asegúrate de escuchar (o leer) correctamente las respuestas de tus seguidores. En un mundo donde la ironía está a la orden del día, algunas cosas no son tan literales como podrían entenderse.

 

Genial, pero como logro que respondan.

Lo sabemos, hoy en día le tenemos más miedo al scrolling que a una posible guerra nuclear, y acabar fuera de la pantalla del usuario es una situación siempre latente. Pero a no preocuparse, que siempre hay formas de lograr que nuestros usuarios participen voluntariamente de nuestro estudio.

Logramos mezclar al focus group con Corea del Norte. Increible.

Kim Jong-Un: Scrolling + guerra nuclear al alcance de la mano. Pánico en masa (¿?)

 

Premios: Esta es fácil, si le ofreces una recompensa (o, por lo menos, la posibilidad de ganar una), el usuario se verá más tentado a participar de un focus group. La gente de Lais sorteaba un millón de dólares con su estudio/concurso #DoUsAFlavor (haznos un sabor), pero no te preocupes, que la gente lo hace también por mucho menos.

Hazlo atractivo: Lo ideal es que la participación en un focus group no sea remunerada a fin de evitar la profesionalización de los participantes. Haciendo el estudio más atractivo para el usuario lograremos que participe de él sin necesidad de ofrecerle ninguna recompensa, y lo mejor es que sus respuestas serán más sinceras.

 

Y después ¿qué?

Si después del estudio la cantidad o la calidad de las respuestas que obtuviste no son lo que tú necesitabas, no seas tímido en hacerlo de nuevo o en arrojar nuevas preguntas. Lo que sí deberías considerar es la posibilidad de cambiar el grupo de usuarios a quien le preguntas, la hora del día en la que posteas o sumarle algún atractivo visual al posteo a fin de hacerlo más llamativo.

Con esto no queremos decir que te pongas pesado haciendo preguntas todos los días, pero sí que los usuarios suelen apreciar ser considerados por la marca y valorarán positivamente que sus respuestas sean tenidas en cuenta.

Una vez que ya tengas las respuestas necesarias para poder generar un análisis de calidad, utilízalas para tomar las mejores decisiones posibles para tu negocio. Una vez tomadas estas decisiones coméntaselas a tus usuarios, demuéstrales que no solo fueron parte del proceso, sino que también son parte de los cambios, si es que los hubiese. El engagement con la marca crecerá a partir de este tipo de relaciones.

 

Esperamos que este artículo os resulte útil si queréis testear un posible focus group en sus redes sociales. Si os gustó este artículo, o si creéis que lograr combinar a Kim Jon-Un con el miedo al scrolling tiene el mérito suficiente como para que otros humanos también lo lean, no dudéis en compartirlo.

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información