El Genuino Blog de Esgalla

25 consejos para mejorar la experiencia de usuario de tu APP

La experiencia de usuario de una APP define su éxito o su fracaso. Hoy te damos 25 consejos para que lleves la UX de tu aplicación a lo más alto.

experiencia de usuario

La experiencia de usuario es hoy en día (o por lo menos debería serlo) lo que marca el norte de hacia dónde se mueve el desarrollo digital. Las APP, tanto móviles como para ordenadores, se están volviendo cada día más populares, y buena parte de su éxito o su fracaso consistirá precisamente en que tan positiva o negativa sea su usabilidad UX. A partir de ahí hemos decidido que hoy era un buen momento para hablar de una de las facetas de nuestro trabajo sobre las que no solemos hablar demasiado, el desarrollo de aplicaciones, y más puntualmente sobre algunos de los puntos más importantes que se deben tener en cuenta al momento de analizar el diseño UX de una determinada APP. ¿Estás preparado? Pues abre tu APP y comienza a fijarte si estás haciendo las cosas bien para que la experiencia de usuario sea todo lo buena que debe ser.

  • Las tareas repetitivas (llenar formularios, por ejemplo) deben ser fáciles de llevar a cabo y deben exigirnos el menor esfuerzo posible.
  • Los formularios deben ser siempre lo más cortos posible.
  • Nunca pongas un botón que permita eliminar el progreso realizado por parte del usuario, o si lo pones (por el motivo que sea) asegúrate de que sea necesaria una confirmación por parte del usuario para llevar esta acción a cabo.
  • Debe ser fácil poder recuperarse de los errores, ya sea a través de un historial desde el que se pueda restablecer, un botón «atrás», etc.
  • Una correcta experiencia de usuario permite que un usuario nuevo pueda manejar correctamente la herramienta, a la vez que desarrolla una rápida curva de aprendizaje.
  • No utilices más de tres colores primarios
  • Los colores no deben transmitir jerarquía, contenido, ni funcionalidad. Ya que personas con disfunciones visuales, como el daltonismo, quedarían fuera del uso de tu producto.
  • No le temas al vacío, muchas veces el espacio en blanco ayuda enormemente a la comprensión de la APP.
  • La innovación es buena, pero asegúrate de hacer uso de las convenciones (ej.: un botón con forma de botón resulta mucho más fácil de entender que uno con forma de rinoceronte que sostiene un botón)
  • El flujo de acción debe ser claro para cualquier visitante. La misma APP debe ir llevándolo hacia la acción requerida.
  • Los elementos de la parte superior de la interfaz de usuario deben ser siempre los de mayor jerarquía.
  • Las acciones principales (aquellas que resultan más importantes para la consecución de los objetivos de la APP) deben estar correctamente diferenciadas de las secundarias. Así, los botones de «confirmar» y «cancelar», por ejemplo, deben ser fácilmente diferenciables entre sí.
  • Cualquier acción que se le haya pedido al usuario que haga debe ser confirmada de manera clara y visual una vez que haya sido realizada.
  • Del mismo modo, cualquier error que surja en el proceso debe ser claramente informado a fin de que el usuario entienda rápidamente cuál es el problema y cómo debe solucionarlo.
  • Estos mensajes de error deben ser diferentes de aquellos que son solo de confirmación, a fin de que sea más fácil aún entender que el proceso no ha terminado, sino que hace falta corregir algo por parte del usuario.
  • La navegación debe ser consistente para que el usuario se oriente correctamente a través de la APP y logre alcanzar sus objetivos de la manera más rápida y eficiente posible.
  • Piensa en el futuro y, a partir de ahí, desarrolla una APP que tenga la posibilidad de seguir creciendo. No puedes desarrollar una nueva APP cada vez que vayas a realizar un cambio profundo en la misma.
  • Las animaciones son guay, pero no te pases.
  • La estética de hoy en día permite utilizar varias tipografías diferentes sin mayor inconveniente, pero ten en cuenta que, para una mejor experiencia de usuario, limitarte a únicamente dos familias tipográficas ayuda a la comprensión por parte del usuario.
  • Las palabras en letras mayúsculas utilízalas solo para encabezados, etiquetas o acrónimos. De esta forma estarás facilitando la comprensión de los elementos más importantes por parte de tus usuarios.
  • El tamaño y grosor de las fuentes debe diferenciar distintos tipos de contenido. Así el título, por ejemplo, debe ser claramente diferente que el cuerpo de texto de una sección determinada.
  • Para una mayor comprensión visual, agrupa los elementos que tengan una funcionalidad similar. Los menús son ejemplos claros de cómo funciona el agrupamiento de este tipo.
  • Si la acción que esperas que el usuario realice consiste de varios pasos, asegúrate de contar con un indicador claro e informativo de cómo va el progreso de dicho proceso.
  • Los distintos elementos deben ser fácilmente diferenciables del fondo de la APP.
  • Y por último: hazlo simple. Si algo se puede hacer en solo dos pasos, no tiene sentido que el usuario lo tenga que hacer en tres.

 

Esperamos que este pequeño listado te ayude a mejorar la experiencia de usuario de tu APP. Si así fue o si te resultó útil, no dudes en compartirlo!

 

 

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información