El Genuino Blog de Esgalla

9 errores que debes evitar para llevar a tu blog al éxito

Hoy te contamos cuáles son 9 de los errores más comunes que se cometen en los blogs de empresas, y qué debes hacer para no caer en ellos.

Existen ciertos factores hoy en día que resultan más importantes que otros a la hora de que el blog de una empresa alcance el éxito. Del mismo modo, existen ciertos errores que resultan mucho más dañinos que otros para la salud de ese mismo blog, y hoy hemos decidido hablar sobre ellos.

Tener un blog es fácil, solo hace falta tener una mínima noción de WordPress y, mal que mal, estaremos en condiciones de tener un espacio en el que subir todo eso que queramos decir desde la perspectiva de nuestra empresa. Ahora bien, lograr que ese pedacito de internet que es el blog de tu marca alcance el éxito que tu deseas va a resultar mucho más difícil de lo que puedes imaginar, y eso no es lo peor, sino que incluso si logras alcanzar cierta cuota de éxito, éste puede desaparecer de un día para el otro si comienzas a cometer algunos de los diez errores que hoy te contamos ¿empezamos?

 

Hablar solo de ti

errores en blog

«Mira como molo»

Lo sabemos, es TU blog, y TÚ puedes hablar de lo que te dé la gana. Pero ahora imagina que conoces en una fiesta a una persona que solo habla ella misma, de su trabajo, de lo que hace, de cuando sale con sus amigos, de cuando practica deporte, etc., etc., etc. ¿Cuánto tiempo estarías dispuesto a escuchar a una persona así? Poco ¿verdad? Bueno, en internet pasa lo mismo. Si puedo ir a otro mogollón de sitios web en los que me ayudarán de una forma mucho menos molesta, ¿por qué me voy a quedar aquí a escuchar todo lo que tienes para decir de ti mismo? Toca temas de interés general, habla de las cosas en las que eres experto pero sin hacer referencia directa a ti. Podemos asegurarte que será mucho más eficiente para tu blog esta última política, que la de demostrarle al mundo todo lo mucho que te quieres a ti mismo.

 

No publicar habitualmente

Esto tiene dos contras fundamentales. Por un lado, Google no te tomará lo suficientemente en serio si no publicas contenido de manera medianamente habitual, por lo que difícilmente vayas a alcanzar las primeras posiciones de las SERP si no generas contenido de forma frecuente.

Por el otro, el hecho de no hacer que los visitantes te visiten de manera regular evita que puedas generar el engagement necesario. ¿Qué significa esto? Que la gente no te querrá, entrarán poco a tu blog, y finalmente morirás solo (en sentido internetil y figurado (?), no necesariamente aplicable al plano de la vida real).

 

No aprovechar el tráfico

Supongamos que eres la leche y que en tu blog de empresa entra más gente por minuto de la que se está descargando Pokemon GO en este momento ¿de qué te sirve si no haces nada con ese tráfico? La respuesta es fácil: de nada.

Si lo que quieres es tener un número alto de visitas en Google Analytics solo para satisfacer a tu ego, genial, pero si quieres que tu empresa triunfe y que su blog sea una herramienta para alcanzar ese objetivo, asegúrate de redirigir tráfico de tu blog a tu web. Si logras que los visitantes de tu blog terminen por convertirse en clientes de tu empresa, ahí sí estarás teniendo un blog exitoso.

 

No hacerlo social

errores en blog

Tranquila, no es tan dificil tampoco!

A lo largo de los últimos años, internet ha sabido desarrollar un perfil «social» muy marcado, que hace que la participación activa de los visitantes de un blog tenga más importancia que el propio contenido del sitio. Así existen dos acciones imprescindibles para el éxito de un blog: compartirlo y mantenerlo abierto a la gente.

El primer punto refiere directamente al «share» de las redes sociales, ya que el movimiento de un determinado artículo en las diferentes redes resulta vital para el éxito de ese artículo y del blog en sí.

El segundo punto, en cambio, refiere a algo interno del blog: debe admitir comentarios de los visitantes. Estos comentarios no solo son positivos porque le permiten a quien nos visita sentirse parte activa de nuestro blog, sino también porque en esos comentarios muchas veces surgen discusiones o debates que pueden ofrecer ideas realmente interesantes para tu blog y/o tu negocio.

 

No optimizarlo para SEO

Si a estas alturas todavía tenemos que hablarte de la importancia del SEO para el éxito de un blog, estás mucho más complicado de lo que cabría esperar.

Si el blog de tu empresa fuese una casa, el SEO sería la puerta: puede ser un chalet hermoso de tres plantas con jardín y piscina, pero si no tienes una puerta, difícilmente vaya a entrar alguien.

Optimiza el SEO en función de las palabras claves adecuadas, pero no te pases porque sino caerás en el error que sigue en este listado…

 

Obsesionarse con el SEO

Pocas personas van a hablar tanto de la importancia del SEO como nosotros, ya que nos parece fundamental en toda estrategia de marketing digital. Pero una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa. Pensar en cómo plantear los H1 o los atributos alt de las imágenes para alcanzar a más personas está perfecto, pero analizar estadísticamente la manera en la que la densidad de palabras clave de los H2 afecta al desempeño de cada uno de tus artículos es rizar el rizo. Obsesionarse a tal punto con el posicionamiento orgánico no solo no ofrecerá resultados equivalentes, sino que te hará perder un tiempo que podrías utilizar para mejorar otros factores.

 

No ser específico con los temas a tocar

Cuanto más específico seas con el o los temas que toca tu blog, mas engagement generarás en tu público y, en consecuencia, tendrás visitantes más fieles y más propensos a convertirse en clientes de tu empresa.

Por el contrario, si tu blog habla de fútbol, de cómo se desarrolló la macroeconomía norcoreana a finales de la década del setenta, y de por qué los conejos blancos suelen tener más mala leche que los grises (?), solo estarás generando impactos sueltos en un mogollón de personas diferentes que no sentirán nada por tu marca, ya que la abandonarán tan rápido como la conocieron.

 

No escribir de manera profesional

Chimpanzee at TypewriterUno de los puntos menos valorados por los especialistas del sector, pero que a nuestro entender es fundamental: si escribes mal, nadie querrá leerte.

No importa si eres un as del SEO, si tocas temas súper interesantes o si lo compartes en cada red social existente, si tus textos parecen escritos por la gorila Koko, no tendrán muchas chances de éxito.

Evita todo lo posible los errores de ortografía, aprende a utilizar las comas y los puntos y NO USES LA K EN LUGAR DE LA Q, POR EL AMOR DE TODO LO QUE ES BUENO! Si logras escribir de una forma correcta y comprensible para el resto de los mortales, todo será mucho más cuesta abajo.

 

No valorar el hosting lo suficiente

El último error que se suele cometer es el de no valorar el hosting lo suficiente, considerando que cualquiera puede servir para hacer funcionar un blog.

Un hosting debe ser rápido, ofrecer una buena atención al cliente (no quieres tener tu sitio caído y que nadie sepa decirte por qué, ni cómo solucionarlo), estar actualizado en materia de seguridad, etc. Contratar a uno que no proporcione el rendimiento necesario solo te traerá más dolores de cabeza que otra cosa.

 

Así cerramos nuestro artículo con algunos de los errores más comunes que debes evitar si quieres que tu blog alcance el éxito. Si te ha servido, no dudes en compartirlo.

 

 

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información