El Genuino Blog de Esgalla

Crowdfunding para emprendedores: en busca del capital perdido

¿Crowdcómo? ¿Micromecequé? No te líes: te contamos lo básico del crowdfunding y cómo puedes aprovecharlo para tu proyecto emprendedor

crowdfunding

Si eres emprendedor, esto te suena seguro: tienes la idea de negocio perfecta, el plan de empresa, el esquema de trabajo… Pero hay un problemilla: cómo financiar todo esto para convertirlo en una empresa seria y con cierta esperanza de vida. Hoy hablamos de cómo funciona el crowdfunding o micromecenazgo y de cómo puedes aprovechar la financiación colectiva para hacer realidad tu negocio.

La fuente de financiación más cercana suele ser la familia, las amistades y todo tu universo conocido (¿sabes que eso ya es un crowdfunding?; analógico, pero crowdfunding). Pueden ayudarte a arrancar, pero a menos que tu apellido sea Hilton es poco probable que sus aportaciones cubran todo.  Recurrir a la red de contactos personales para que nos echen un cable no es algo nuevo. Lo que sí ha cambiado es el entorno y la forma de «vender» las ideas.

crowdfunding recompensas

Al Gatete-mecenas de Esgalla no le acaba de convencer con tu proyecto.

Exponer tus planes públicamente en busca de financiación puede parecer una locura. ¿Y si la competencia lo ve y me copia? ¿Y si no consigo reunir el dinero? ¿Y si lo reúno, abro la empresa y después no funciona? A ver, seamos realistas: si la competencia es espabilada te va a encontrar igual; si tu idea no corresponde a una demanda o a una necesidad real, tampoco va a funcionar.

El crowdfunding no está exento de riesgos, claro. Pero tampoco lo están los préstamos, los créditos ni las subvenciones. Eso sí, posee una gran ventaja: te pone en contacto directo con personas a las que les interesa tu idea y que incluso están dispuestas a rascarse el bolsillo para que se haga realidad (o lo estarán cuando les cuentes lo buena y necesaria que es y lo que obtendrán a cambio). Si invierten en ti es porque creen en lo que haces antes de verlo… ¿no te parece un perfil de cliente potencial súper interesante?

 

 

Características básicas del Crowdfunding

Antes de entrar más en detalle, queremos asegurarnos de que tienes claras unas cuantas cosas respecto a la financiación colectiva de proyectos.

Cualquier tipo de negocio es susceptible de cubrir gastos recurriendo al crowdfunding. No es sólo para financiar productos artísticos o culturales (discos, pelis, libros). Por poner un caso cercano, el último trabajo de Silvia Penide. Seguramente conoces más casos de este tipo, ya que funcionan con recompensas (un modelo del que os hablamos más adelante). Pero lo dicho, nada impide que funcione para otro tipo de productos.Un ejemplo tonto de los que nos gustan: si quieres montar una empresa de reparto de paquetería en bici podrías hacer un crowdfunding para comprar las bicis que necesites y ofrecer como recompensa un envío gratuíto. O una revisión mecánica de la bici de tus mecenas. O ambas cosas a quien sea más generoso.

crowdfunding el cosmonauta

El Cosmonauta, uno de los proyectos pioneros del crowdfunding en España

El ingreso de las aportaciones sólo se hará efectivo si consigues llegar a la cantidad prefijada. Toda tu estrategia tiene que ir encaminada a cumplir ese objetivo.

No sirve para pagar tu sueldo. El objetivo de una campaña es cubrir los gastos ‘corrientes’ que conlleva abrir una empresa o lanzar un nuevo producto o servicio. El resto, como ya sabemos, vendrá si te lo curras, a base de tiempo, esfuerzo, suerte y mucho ánimo 😉

No suponen mucho gasto, pero sí un trabajo comunicativo intenso que debes poder asumir y cuya mala gestión ha hecho caer muchas buenas ideas. Antes de lanzarte debes tener apoyos: contactos en el sector, prescriptores, un público objetivo, una comunidad online y offline activa, una estrategia de comunicación coherente y con acciones diarias, etc.  Además, claro está, de la propia estrategia de la campaña: cuánto queremos obtener, cuál es la contrapartida para los mecenas, en qué se va a invertir exactamente el dinero aportado…

Existen varios modelos de crowdfunding, cada uno con sus reglas y funcionamiento.

tipos de crowdfunding

Modelo de crowdfunding por cuncas. Muy galego 😉

  • El de recompensas, en el que la persona que aporta sabe que va a obtener el producto a cambio. Por decirlo de alguna forma, está comprando por adelantando. Las recompensas son proporcionales a la aportación: cuanto mayor sea, más ‘premios’ recibirá el mecenas.
  •  

  • El modelo de préstamo no difiere mucho del bancario: los mecenas prestan su dinero esperando a cambio la devolución del importe más los intereses una vez el proyecto esté en marcha. Este modelo es interesante para pequeños negocios, pero es necesario evaluar muy bien la capacidad de devolución real que tenemos si no queremos acabar endeudados antes de empezar.
  •  

  • El modelo de inversión, en el que los mecenas se convierten en accionistas o copropietarios de la empresa según su aportación. Este modelo puede ser útil en proyectos que requieran un capital elevado (desarrollo tecnológico, de manufactura industrial, investigación científica…).
  •  

  • El modelo de donaciones se usa en proyectos solidarios o para echar a andar empresas e ideas con una marcada vocación social. No lo pases por alto, quizás te sirva para financiar otras ideas en el futuro, pero no te recomendamos este modelo para un primer crowdfunding.

Crowdfunding para tu negocio local

mecenas crowdfunding

Chus Lampreave siempre nos inspirará. Piensa cómo la convencerías a ella.

La comunicación es imprescindible para cualquier negocio. Una de las ventajas de los negocios locales y de las pequeñas empresas es que tienen a su público muy a mano, lo que facilita enormemente escucharles y también contarles nuestras cosas. Si tu negocio va a funcionar en un área geográfica concreta puedes hacer una segmentación mucho más ‘fina’ de tus potenciales mecenas. Ejemplo: si vas a montar una zapatería en A Coruña, seguro que le interesa más a alguien de A Coruña que de Málaga. ¿Cómo aprovechar esa cercanía en una campaña de crowdfunding?

Busca proyectos de micromecenzago en tu zona y en tu sector. Que no te de vergüenza exponer tus dudas y pedir consejo a sus promotores: como comentábamos antes, apostar por este tipo de financiación indica por lo general una mentalidad propensa a compartir. Aprovéchala, agradecérselo y sé generoso también por tu parte. ¡Mantén el buen karma, vaya!

Busca a tu público y comparte con él tu ilusión y tus objetivos. Todos los expertos coinciden en que para hacer una buena campaña de crowdfunding la historia que cuentas es fundamental. El público necesita conocerte como persona y saber por qué tienen que apostar por tí y por tu idea. Diles quién eres, tu trayectoria profesional, tus aspiraciones de futuro, el valor de tu idea… En un negocio local tienes la ventaja de conocer tu entorno y sus carencias. No es mala idea exponer tu opinión sobre la situación y explicar cómo tu servicio o producto va a mejorarla.Otro ejemplo: quieres abrir un espacio de networking para jóvenes emprendedores en un barrio de Santiago de Compostela con mucho desempleo juvenil y alquileres caros.

Construye tu red empezando por ese círculo más cercano (otros negocios del barrio, asociaciones de vecinos, entidades municipales…). Esto puedes hacerlo desde tus redes sociales, desde tu página web o blog (si tienes) y en persona, claro está. Si consigues hacer un buen posicionamiento SEO local empezarás a tener una audiencia directamente vinculada a tu área de negocio. Y ahora, lánzales el gancho: convence a los vecinos de que si te ayudan a sacar tu idea adelante, el barrio va a mejorar mucho para todos.

Elige qué financias y explícalo en detalle. A nadie le gusta que le vendan la moto. Cuando hablamos de crowdfunding esto se lleva al extremo:  si a alguien no le queda claro dónde va a ir su dinero simplemente no lo pondrá. Así de crudo y sencillo. Piensa en esto: se suele entender mejor algo cuando nos lo presentan en trocitos pequeños y poco a poco. Quizá sea un poco ambicioso (además de caro) pretender que la gente financie el 100% de tu proyecto… pero quizás sí que apuesten por esa parte que consideran imprescindible.

crowdfunding diagonal

El periódico alternativo Diagonal recurrió a micromecenazgo sólo para la página web

¿Estás pensando lanzar tu proyecto a través de crowdfunding? Comparte este artículo si te ha resultado útil y sigue leyéndonos: continuaremos hablando de esta vía de financiación y analizando distintas plataformas de micromecenazgo. Y si ya estás convencido, te podemos ayudar a crear una estrategia de marketing online para que tu campaña tenga el máximo de posibilidades de llegar a buen puerto.

¡Estamos convencidos de que cuantas más buenas ideas vean la luz, mejor para todos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información