El Genuino Blog de Esgalla

Crear páginas web en 2016: cambia, todo cambia

¿Cómo crear páginas web desde cero y cumpliendo los requisitos de este siglo? Te explicamos cómo se idea, se diseña y se construye una página web.

crear paginas web

¿Sabes lo que pasa entre bambalinas para que alguien que busca algo en Google llegue hasta una página web concreta? ¿Y lo que tiene que pasar para que una web guste y las visitas vuelvan? Crear páginas web es un proceso cada vez más complejo. Si la semana pasada hablábamos de esos momentos en los que renovar tu web es más que recomendable, hoy desvelamos algunos misterios que envuelven la arquitectura y el diseño web de hoy en día.

Que quede clara una cosa: el diseño y funcionamiento de una página web ya no depende sólo del tío que pica código en plan Matrix, que te habla de CSS y HTML como si fuera lo más normal del mundo y al que seguramente conoces como ‘el informático’ -aunque puede serlo o no. No te preocupes, es una confusión habitual.

diseño web funcional

La navaja suiza más loca de Amazon. Un ejemplo muy exagerado de las posibilidades de una página web moderna.

Tu página web ya no es sólo el código y la apariencia, si no las posibilidades que te ofrece: aumentar tu público, tus ventas, fidelizar a tu clientela, obtener datos demográficos muy concretos, mejorar tu imagen, ahorrar en publicidad, etc.

Resumiendo: la página web es una herramienta a la que le puedes sacar partido de muchas formas diferentes, como si fuera una navaja suiza. Si está bien construida, podrás implementar un montón de ideas sin tener que hacer grandes cambios técnicos. ¿Imaginas que dentro de un año quieres abrir una tienda online y descubres que tu web no la soporta técnicamente? Doble gasto de tiempo y de dinero.

 

Crear páginas web: ¿quién maneja mi barca?

El diseño y funcionamiento de la web deberían ser una parte fundamental de cualquier plan de márketing online que pretenda servir para algo a golpe de 2016. Una web posicionada, intuitiva, eficiente técnicamente y estéticamente atractiva vale su peso en oro. Tranquilo, no es literal: se puede hacer una web muy decente sin necesidad de hipotecar tu casa y siempre podrás mejorarla en el futuro.

Pero hay mínimos. Y debemos contemplarlos antes de escribir una sola línea de código. Para que entiendas cómo se construye una buena página web, te resumimos el proceso de trabajo que seguimos en Esgalla.

1. Conocer tu proyecto, tus objetivos y tu competencia

planificacion diseño web

El equipo de Esgalla en plena reunión con un cliente potencial

Puede parecer obvio, pero lo de conocerse es fundamental para que tu futura web cumpla las expectativas. No tengas miedo en gastar más tiempo del que pensabas en explicarle a la persona o equipo que vaya a hacer tu página web cosas como: los valores de tu proyecto, las características de tu producto, lo que lo diferencia, quien es y qué está haciendo tu competencia

Si además tienes objetivos o ideas concretas sobre hasta dónde quieres llegar y qué quieres conseguir con tu presencia online (web, redes sociales, publicidad online, foros, etc), ¡mejor que mejor! Ten en cuenta que esas ideas serán la materia prima con la que se construya tu web y cuanta más información se maneje, más preparado estará el producto final para afrontar el futuro.

2. Saber lo que buscan tus clientes

Literamente. Para que Google le haga caso a tu página web la premisa principal es: aprende a adaptarte a las necesidades reales de quien se sienta frente al PC y busca algo que tú puedes ofrecerle. Para asegurarnos de que lo que ponemos en la web se ajusta a esas consultas es necesario rastrear internet, pescar esos términos y pensar la estructura de la web en base a eso (y no al contrario). Lo ideal es combinar lo que tú quieres comunicar con lo que tus clientes potenciales están buscando. Para eso están los famosos estudios de keywords, que hacemos con herramientas como Google Keyword Planner o SemRush.

3. Crear la estructura de la página web

Con toda esa información empezaremos a crear la estructura más lógica para que tu web refleje el alma de tu negocio. Igual que en fotografía o en diseño gráfico tradicional, la imagen global de tu web es una traducción tus valores, tu producto y tu empresa. No creemos en las páginas web ‘enlatadas’ porque sencillamente no hay un diseño que valga para todo. Sobre todo si quieres diferenciarte de tu competencia.

La arquitectura de una página web viene a ser como un Frankenstein con distintas piezas: hay sitio para imágenes, para texto y para otros elementos e incluye también las relaciones entre ellos, cómo reaccionan cuando los usuarios pinchan en un sitio u otro. Es lo que te dará la idea general de cómo va a ser y comportarse tu página web.

crear paginas web

Cuando damos con ese diseño we que está vivo ¡¡Vivo!!

El diseño web es la parte más personal, la que más dirá de tí y de tu proyecto. Si te dedicas, por ejemplo, a hacer espectáculos de clown y circo en Galicia, tu web tendrá seguramente una parte muy visual, mientras que si vendes muebles de oficina seguramente importe más la información técnica.

4. Posicionamiento SEO: las palabras mágicas

En el mundo online ocurre algo muy interesante. Imagina que tu página web es una cafetería mágica, donde quien entra buscando café se da de boca con la carta de cafés mientras que quien quería tomar una Estrella Galicia fresquita (seguramente porque colecciona las etiquetas) sólo va a ver tu carta de cervezas.

¿Cómo es esto posible? Pues justamente por ese estudio previo de keywords del que os hablábamos. Si tu cliente venía a por café y no tienes, se irá a buscarlo a otro sitio. Esto es lo que en Analítica Web se llama “rebote”, y reducir su porcentaje es una lucha diaria y difícil. No pasa nada, quizás no te interese vender café (de momento). Ahora bien: si lo sabemos de antemano estaremos evitando muchos problemas antes de que surjan. Incluso podremos decirte cuándo ha llegado el momento de ofrecer café.

Cuando damos con el SEO adecuado, la sensación es más o menos como la de este chico que ganó uno de los botes de Pasapalabra en los tiempos de Silvia Jato (el vídeo es para distraeros un poco, claro… ¿quién no disfruta de un buen rosco?).

Hasta la última coma de una página web es objeto de rastreo de Google. Por lo tanto, la redacción de los textos con la vista puesta en el posicionamiento es otro de elementos que le darán autoridad (y por lo tanto, caramelitos de Google) a tu página web. No te vamos a engañar: posicionar una web es una carrera de fondo y una de las ramas más complejas y cambiantes del mundo online. Pero merece la pena currárselo, estudiar los cambios de la disciplina y adaptar tu página web a las nuevas normas del SEO.

5. Lanzamiento y seguimiento

Ese momento de darle al boton de ‘Publicar Web’ nos pone muchísimo. Pero también es el de más riesgo, la hora de la verdad, la ITV definitiva. En ese momento sabremos que todo funciona como necesitas y según los criterios técnicos acordados. Aunque todo salga aparentemente bien a la primera, lo cierto es que siempre hay cosas que mejorar; una web flexible permite tanto detectarlas como hacer los cambios necesarios para solucionar los fallos.

El seguimiento técnico de una página web es mucho más artesanal de lo que cabría pensar, más parecido a hacer calceta que a diseñar robots. Aguzamos la vista para encontrar ese punto que se ha salido del código y lo volvemos a meter en cintura. Analizamos el tejido en su conjunto, de lejos y de cerca, por delante y por detrás, por arriba y por abajo para asegurarnos de que tanto a tí como a tus clientes os queda como un guante.

Y ahora sí: tu página web está preparada para enfrentarse a la competencia en el mundo online. ¡No la abandones en la batalla!

agencia diseño web

Los curris, la agencia de diseño web y marketing digital de Fraggel Rock. ¡Trabajo en equipo!

Como ves, para crear páginas web se necesitan conocimientos profesionales muy diferentes: informática, claro que sí, pero también diseño gráfico tradicional, redacción creativa, estudios y auditorías de SEO, proyecciones técnicas de futuro, analíticas y seguimiento de visitas, detección de errores técnicos… ¿No te parecen demasiadas cosas para cargar toda la responsabilidad sobre el pobre informático (ese del primer párrafo que quizás lo sea, pero quizás no)?

No es casual que los profesionales nos agrupemos para formar equipos multidisciplinares, ya que somos conscientes de que para ofrecer un producto de calidad necesitamos manejar cada vez más cosas. Y no somos superhéroes ni superheroínas, pero sí que creemos en eso de que “solo no puedes, pero con amigos sí”. Si quieres tener las espaldas cubiertas ante cualquier incidencia, las agencias de marketing online son una estupenda opción.

Ya sabes que en Esgalla tenemos un equipazo de profesionales capaz de cubrir el 100% de tus necesidades de diseño web y marketing online. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información