El Genuino Blog de Esgalla

Atajos de teclado, ¿cómo hacer tu vida más sencilla apretando teclas?

Hoy repasamos algunos de los atajos de teclado más útiles de Windows con los que te ahorrarás mogollón de tiempo en las diferentes tareas que tengas que llevar a cabo.

Existen ciertas cosas para las que me he ido perfeccionando y profesionalizando con el correr del tiempo y de la práctica. Entre mis características más destacadas sobresalen el hecho de que juego al FIFA con el virtuosismo de un niño prodigio japonés frente a un piano, amaso pizzas con la destreza de una gimnasta rumana (sí tí@, mientras tú llamas a Telepizza para pedir esos crepes con queso yo preparo con mis propias manos una pizzas que harían llorar de emoción a una abuela italiana) e insulto con la soltura y la fluidez del más rudo de los camioneros. Pero si hay algo en lo que realmente soy muy bueno es en una cosa (claramente no en eso de la modestia): soy el puto amo de los atajos de teclado, y hoy voy a hacer que tú también lo seas.

Esta destreza nació cuando tuve que aprender a usar Photoshop. Manejar la herramienta de retoque fotográfico por excelencia sin atajos de teclado es lo más parecido, en términos relativos, a darse un martillazo en los dientes. ¿Por qué? Porque el mouse cumple más funciones que simplemente seleccionar una herramienta, por lo que cualquier acción que le quite tareas al mouse es un ahorro de tiempo. Así fue como mi mano izquierda aprendió, muchas veces por accidente, que apretando ciertas teclas pasaban ciertas cosas. Esto no solo fue positivo porque pasé a ahorrar muchísimo tiempo en cada tarea, sino también porque le encontré un uso a mi mano izquierda aparte del de rascarme el codo derecho (lugar de mi cuerpo que suele picarme francamente poco).

-Oye tío, está genial tu historia de vida, pero ¿vas a pasarnos los atajos de teclado en algún momento o vas a seguir contándonos tu existencia en una introducción que ya hace rato pasó a ser muy larga?

– Sí

– ¿Sí qué? ¡No has respondido a mi pregunta!

– Eehm… es verdad, creo que no respondí ¿no? jajaja es gracioso como a veces me abstraigo de lo que la gente me dice y empiezo a desvariar solo. ¿Te he contado alguna vez el día que estaba en el bar y aparece un mapach..

– TIO! Respóndeme la puñetera pregunta!

– Vale, vale, lo siento. Sí, ahora te paso los atajos de teclado, pero antes te quiero contar la historia del mapache en el bar.

– Déjalo ya…

– Vale… sigo…

 

Como decía, mi mano izquierda ha aprendido con el tiempo ciertas combinaciones que se aplican a muchos programas diferentes y que pueden ser realmente útiles para tus intereses, por lo que sin más, aquí os va el listado más completo de atajos de teclado de todo el hemisferio norte (hay uno más largo en Lesoto, según nos contaron).

Empezamos con los tres más conocidos, solo para que vayas entrando en calor:

Ctrl+C: Te permite copiar el texto o el archivo que tengas seleccionado

Ctrl+X: Te permite cortar el texto o el archivo que tengas seleccionado (la diferencia entre copiar y cortar es que si copias algo y luego lo pegas en otro lado, lo copiado originalmente se queda donde está; si por el contrario decides cortarlo, lo cortado originalmente desaparecerá del lugar en el que se encontraba y se ubicará donde lo pegues).

Ctrl+V: Te permite pegar lo que hayas copiado o cortado previamente.

Alt+Tab: Un básico para quienes manejamos varios programas a la vez. Lo que hace este atajo es cambiar entre los programas que tengas abiertos (tienes que mantener apretado Alt e ir apretando tap para cambiar de opción). Tienes que tener en cuenta que el orden de los programas varía, ya que el primero que te va a seleccionar es el que tienes activo, el segundo será el que hayas tenido activo antes que ese, y así. Por eso si pasas de el programa actualmente activo a uno que hayas tenido activo hace tres o cuatro programas, este último pasará al primer puesto y el que tenías activo hasta recién al segundo. ¿Se entiende? Espero que sí (si no, déjame un mensaje aquí abajo)

Alt+Mayus (Shift)+Tab: Es básicamente lo mismo que el atajo anterior, solo que con esta opción la selección cambia de derecha a izquierda y no de izquierda a derecha como el anterior. Veremos que esto de que el “Mayus” (también llamada Shift) invierta el sentido es bastante habitual en casi todos los programas que permitan moverse entre ventanas, programas o pestañas.

Ah! Aquí también debes mantener apretado el Alt.

Ctrl+Tab o Ctrl + Avpág: Esta combinación de teclas en Windows sirve para algo similar a las combinaciones anteriores, solo que en lugar de cambiar entre programas nos permite cambiar entre pestañas de un programa. Así, si quieres pasar por ejemplo de una pestaña a otra del Chrome, o de un espacio de trabajo a otro en Photoshop, Illustrator o cualquier programa que maneje varias pestañas, podrás hacerlo con este atajo.

Al igual que en las combinaciones anteriores, aquí también debes mantener apretado el Ctrl mientras apretas y sueltas la tecla Tab para ir cambiando.

Ctrl+ Mayus (Shift) +Tab o Ctrl + Repág: Vuelve a suceder lo mismo: el Mayus cambia la orientación de la selección. Si la combinación anterior iba hacia la derecha, con esta la selección irá hacia la izquierda. En este caso (y en el Alt+Mayus+Tab) también debes mantener apretado el Mayus junto con el Ctrl mientras aprietas y sueltas el Tab para cambiar de selección.

Ctrl+T: En Chrome y en algunos otros programas abre una nueva pestaña, lo cual es muy útil si no quieres tener que andar apuntando con el mouse al pequeño espacio que te ofrece para crear una nueva.

Ctrl + N: Básicamente la tecla N viene de nuevo, o sea que en el programa que vayas a utilizar este atajo te abrirá un nuevo documento (si es un programa) o una nueva ventana si es un navegador.

Ctrl+L: Una de mis favoritas; con esta combinación se selecciona toda la URL de tu pestaña activa, lo que te permite copiarla sin tener que seleccionarla con el mouse o, mejor aún, ingresar una URL nueva sin que tengas que mover el ratón hasta el campo de dirección.

Lo sé, puede que este atajo no te parezca tan necesario, pero si piensas la cantidad de páginas que escribes diariamente (o la cantidad de búsquedas que haces en internet ingresando la consulta en el campo de la URL) podrás calcular la cantidad de tiempo de vida que te ahorrará este truquito.

Ctrl+F: Fundamental por donde se la mire, esta combinación te permite buscar cualquier texto en la página web en la que te encuentres. Algunos programas en español (el paquete Office por ejemplo) tienen esta función bajo la combinación Ctrl+B (la F es de “find” que en español es “buscar”, de ahí que en los programas en español sea Ctrl+B).

Alt+F4: Si eres tan viejo como yo seguramente descubriste esta combinación cuando algún capullo te decía en los salones mIRC (¿os acordáis de mIRC? Por dios, que viejo me siento!) que apretando Alt+F4 te iba a aparecer algo súper guay en la pantalla (podía ser cualquier cosa, en ese momento la gente todavía confiaba en la gente de internet) para que, una vez que apretaras tal combinación, acto seguido se te cerrara el programa. Caso contrario, si eres un millenial que ya no se cree nada de lo que le diga nadie en internet, aprende que con Alt+F4 se cierra el programa que tengas activo.

Ctrl+F4: Esta combinación cierra la pestaña activa en la que te encuentres. Como verás, mientras Alt afecta a los programas de forma externa (cambia entre programas, cierra programas, etc), Ctrl afecta a los programas de forma interna (cambia entre pestañas, cierra pestañas, permite realizar búsquedas dentro del programa, etc). Es una diferenciación sencilla pero útil para recordar mejor los atajos de Windows.

Ctrl + Mayus (shift)+ T: ¿La cagaste con el atajo anterior y cerraste una pestaña que no querías cerrar? No te preocupes, apretando esta combinación de teclas Chrome te volverá a abrir la última página cerrada exactamente en el punto en el que la dejaste (eso sí, no almacena trabajo que no haya sido guardado). Lo mejor es que con cada presión que hagas sobre la tecla T podrás ir abriendo pestañas cerradas más y más atras.

Ctrl+B: Esta combinación te permite poner en negrita cualquier texto que tengas seleccionado en cualquier editor de texto (desde el block de notas hasta WordPress). Algunos programas en español (el paquete Office por ejemplo) tienen esta combinación en Ctrl+N (la B es de “bold” que en español es “negrita”, de ahí la N)

Ctrl+Flechas: Si pensabas que el Ctrl ya estaba dando todo lo que podía dar de sí, equivocad@ estás joven padawan, porque el Ctrl es una caja de sorpresas. En este caso, apretando control y moviéndote con las flechas en cualquier editor de texto podrás mover el curso de palabra en palabra, ya sea hacia la izquierda o hacia la derecha (eso sí, te llevará siempre al inicio de la palabra, nunca al final)

Ctrl+Esc: Te abre el menú de inicio de Windows. Tal vez no sea el atajo que más vayas a utilizar, pero no deja de ser útil aprenderlo.

Ctrl+Fin: Si estás en un editor de texto esta combinación te llevará hasta el final del documento. Si, por el contrario, estás en Chrome o algún otro programa te llevará hasta abajo de todo (vamos, que no se llama Fin por nada).

Ctrl + Inicio: No hace falta ser un Premio Nobel para calcular que si Ctrl + Fin te lleva al final de algo, Ctrl + Inicio te llevará al comienzo, ¿no?

Ctrl + Mayus (Shift) + Flecha: En los editores de texto de Windows (office, bloc de notas, WordPress o cualquier otro programa con el que puedas escribir texto) te permite seleccionar palabra por palabra (si seleccionas para arriba o para abajo podrás seleccionar de renglón en renglón).

Ctrl + Mayus (Shift) + Fin y Ctrl + Mayus (Shift)+ Inicio: Como ya vimos en el atajo anterior la combinación de Ctrl + Mayus sirve para seleccionar. Esta combinación va un poco más allá y nos permite seleccionar todo el texto que quede hasta el final o el principio del documento (depende de si apretamos Fin o Inicio, claro) desde el punto en el que nos encontremos al comienzo de la selección.

Ctrl + A: Esta combinación es el atajo para “Seleccionar todo”. Si la usas en WordPress, por ejemplo, te seleccionará todo el texto que hayas escrito, pero si la usas en una página de Chrome te seleccionará todo el contenido de la web que estés viendo en ese momento. Eso sí, en algunos programas (como el paquete Office) este atajo está bajo la combinación Ctrl + E.

Ctrl + O: Básicamente es el atajo para el comando “abrir” y funciona en prácticamente todos los programas. Si no te funciona, prueba con Ctrl + A (en el paquete Office principalmente).

Ctrl+Z: La goma de borrar de internet. Manteniendo apretado Ctrl podrás borrar tu último paso apretando la Z. Puedes borrar más y más pasos anteriores con cada presión que hagas sobre la tecla Z (en algunos programas, como Photoshop, para ir más atrás deberás apretar Ctrl + Alt + Z, ya que apretando solo Ctrl + Z vas a estar yendo y volviendo del paso anterior al paso actual y viceversa).

Control + clic: si pinchas en un enlace mientras mantienes apretada la tecla Ctrl, la web que se abra se abrirá en una nueva pestaña (esto también pasa si haces clic con la ruedita del mouse sobre el enlace, pero a mi por lo menos me resulta más fácil con el método de Ctrl)

Alt+Doble clic: Haciendo doble clic en cualquier archivo mientras mantienes apretada la tecla Alt te permitirá ver en la pantalla las propiedades del archivo en cuestión.

Windows+M: Atajo útil si, como yo, eres de l@s que guardan todos los archivos de mier*a que vas a borrar en el corto plazo en tu escritorio. Apretando esta combinación de teclas limpiarás tu pantalla minimizando todas las ventanas que tengas y te irás directo al escritorio.

Windows+D: Hace lo mismo que Windows + M, solo que si vuelves a apretar la combinación de teclas te restaurará todas las ventanas a como las tenías antes.

Windows+L: Útil para quienes usan su ordenador en un lugar donde hay muchas más personas, con esta combinación podrás bloquear de forma rápida tu ordenador (sale a la parte donde tendrás que poner tu contraseña). Perfecto para cuando quieres ir al baño 😉

 

Hasta aquí llega este listado con los atajos de teclado más útiles. La realidad es que existen muchísimos más, pero no se necesitan de forma tan habitual, por lo que no tiene sentido que te satures aprendiendo una combinación que no vas a utilizar nunca. Aprende a manejar estos con fluidez y vas a ver todo el tiempo que te ahorrarás en tu trabajo.

 

Espero que este artículo te haya servido y te haya gustado. Si así ha sido, no dudes en compartirlo!!

 

Gabriel de Donato

Redactor y creativo publicitario, especialista en SEO y en marketing de contenidos. Amante del fútbol y la música, paso gran parte del día desarrollando estrategias de supervivencia para el más que probable apocalipsis zombie.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información